Son muchos los servicios auxiliares que necesita una constructora. Entre ellos, las empresas de ferralla en Castellón, destacan por ofrecer los elementos básicos para iniciar cualquier edificación. Se llama ferralla al acero transformado que forma las estructuras en las que se armará el hormigón. Por lo tanto, son los esqueletos del hormigón armado de las edificaciones.

El acero de refuerzo, que es como también se conoce a la ferralla, tiene que cumplir una serie de especificaciones que garanticen entre otras características su solidez, resistencia y adaptabilidad. Las empresas de ferralla en Castellón se aseguran que el material empleado en la fabricación de la ferralla garantice los límites físicos y químicos establecidos por las normas de la Marca AENOR N para armaduras pasivas y el reglamento particular RP17.06 para productos de acero para hormigón.

La ferralla está formada por barras de acero corugado. Las corugas son resaltes que facilitan la adherencia del hormigón a la estructura formada por las barras de acero. Es preferible que este sea inoxidable en lugar de acerco tradicional. La diferencia está en una mayor resistencia a la corrosión y por lo tanto durabilidad. El acero inoxidable también resiste mejor los movimientos sísmicos.

Acero y hormigón se complementan para resistir los esfuerzos mecánicos de la construcción. Antes de proyectar el hormigón, las barras de acero se unen entre sí mediante alambres trefilados y recocidos o soldadura.  Los armazones de ferralla y hormigón armado forman parte de distintos elementos de la edificación, desde cimientos y pilares hasta los forjados, tablas y muros. Estos armazones están presentes en casi todas las construcciones que nos rodean, ya sean edificios, puentes o túneles.

En Hierros y Ferrallas Cruz te garantizamos la mejor ejecución de sistemas de ferralla pues nuestros profesionales están altamente cualificados y cuentan con largos años de experiencia. Descubre nuestro gran catálogo de productos y servicios.