Actualmente en nuestro taller de ferralla en Valencia vendemos un producto siderúrgico extendido en casi todo el mundo por su efectividad en las construcciones: se trata de la malla electrosoldada.

Esta malla tan solicitada por los clientes de nuestro taller de ferralla en Valencia se instala como refuerzo encima de muros o próximo de las columnas de las edificaciones, de la misma forma en que se colocan los ladrillos o algún otro tipo de refuerzo adicional. La idea es que complemente al soporte general de toda la estructura, instalándose sobre todo en los puntos clave que requieren de una mayor sujeción.

La malla electrosoldada está hecha de barras de acero inoxidable que se cruzan unas con otras de manera longitudinal y transversal conformando una cuadrícula de acero flexible pero muy resistente una vez que se ha colocado. Todas las barras están perfectamente soldadas en los puntos de intersección con las demás.

La principal ventaja de este sistema es que se necesitan bastantes menos cantidades de acero que si se colocan los refuerzos con varillas ordinarias, el otro método existente. Otro de los pros que ofrece nuestra malla electrosoldada, de Hierros y Ferrallas Cruz, es su facilidad para traslados y almacenamientos. Al contrario que las barras de acero, la malla puede enrollarse y extenderse varias veces sin perder su capacidad de soporte y resistencia. Gracias a esta inmejorable característica, es posible mantenerla en espacios más o menos reducidos, así como desplazarla de un sitio a otro con la ayuda de solo una pequeña camioneta.